martes, 9 de octubre de 2007

Sobre como convivir

En estos dias estan de visita en casa dos obras enormes de Julia Acosta y no se porque me siento como a su cuidado, las pongo de la mesa al sillón, del sillón a la mesa, les bailo alrededor! las miro y me miran me guiñan un ojo, yo les guiño los dos, es hermoso convivir con obras, al menos por unos dias hasta que se las lleve T_T


En octubre del 2005 conocí en Bs. As. en un encuentro de TRAMA a una chica de Neuquen que es de San Martin de los Andes que se llama Valeria Conte Mac Donell una exelente artista, en aquel momento conversando de cosas sueltas me dió esta bolsita con barro que se veia muy fresco y me contó de sus proyectos y de el lugar que estaba por armar, y yo no entendi mucho pero me re gusto el regalo y lo guarde y por ahi anduvo en la casa dando vueltas, de aqui para alla y de apoquito se fue secando ese barro, y me empece a precupar ( lo maravilloso de convivir con obras) que hacia? lo guardaba asi como estaba? le echaba agua? y si se ponia peor?!!! y me animé nomas y le eché agua un chorrito como para probar y el barro se volvio nuevamente de un negro profundo, la bolsa no estaba dañada asi que no se volcó nada y ahora estoy muy contento. Tener obras es peligroso, asi que amigos, cuando un artista te agarre desprevenido fijate bien que es lo que te da, no sea cosa que te pase como a mi y te enamores para siempre de una bolsita de barro colgada de la repisa. A principio de este año la volvi a cruzar otra vez en Bs As. esta vez para Arteba07 ella estaba presentando unos dibujos en papel con carbonilla, y ya en ese momento se me estaba secando, y le tendria que haber preguntado pero no me anime y ahi lo deje y aqui estoy escribiendo esto con la tierra humeda nuevamente y espero haber echo bien...



Para mi cumpleaños hace dos años Marco Bainella me regalo uno de sus ya famosos palitos pintados que tienen un montón de anecdotas muy divertidas, que estuvieron de gira por varios lados y de los que después derivaron en los tallos de rosas que tambien giraron un montón, estos palitos los pintó en el chaco-salteño ( o algo asi), ya no me acuerdo, yo los fui cargando de tantos otros significados que de donde venian no me importan mucho en este momento. Cosas de la convivencia: con el tiempo ya no sabemos porque amamos lo que amamos, pero nos sostienen y nos llenan de alegría.

3 comentarios:

tonga dijo...

mmm...me parece que lo deberias haber dejado secar. Todo tiene su tiempo, inclusive las obras...el amor y demas.

mariux dijo...

yo hubiera hecho lo mismo. No creo que las obras tengan su tiempo, todo lo contrario, cambian y evolucionan sólo porque nosotros cambiamos y evolucionamos...algunos, no todos...y eso es porque cambia nuestra manera de percibir, sentir y mirar. Es cómo procedemos y reaccionamos ante ellas lo que le da pistas al otro acerca de uno mismo.

juan dijo...

yo no sé si hubiera hecho lo mismo, pero me parece que en el momento en que la obra pasó a nuestras manos, es nuestra y cado uno verá que es lo mas conveniente.
bueno llegé aquí no recuerdo como... sigo viendo